Mundial Baloncesto Turquía 2010

Selecciona otra estrella
Carlos Arroyo

Carlos Arroyo

Edad:
31
Fecha de nacimiento:
30/07/1979
Estatura y peso:
1.88m 82 kg
Estadísticas en el mundial
Partidos jugados:
2
Partidos titular:
1
Partidos suplente:
1
Minutos:
31
Canastas:
2
Tiros libres:
0
Anotación 10/10
Defensa 6/10
Rebote 5/10
Tiros libres 9/10
Tiros de dos 5/10
Triples 4/10
Visión de juego 8/10
Experiencia 10/10

el análisis

Magia en estado puro

24 de agosto de 2004. Juegos Olímpicos de Atenas. Un brillante playmaker boricua destroza la defensa rival y con 24 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y 4 robos en 33 minutos hace hincar la rodilla a los mismísimos Estados Unidos, un Dream Team formado entre otros por Lebron James, Duncan, Wade o Iverson.

por Iñigo Galparsoro

24 de agosto de 2004. Juegos Olímpicos de Atenas. Un brillante playmaker boricua destroza la defensa rival y con 24 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y 4 robos en 33 minutos hace hincar la rodilla a los mismísimos Estados Unidos, un Dream Team formado entre otros por Lebron James, Duncan, Wade o Iverson. Ver para creer. Puerto Rico endosaba a los americanos un severo correctivo en su primer partido del campeonato (92-73) y veía brillar con luz propia al abanderado de su país y estrella de su selección de baloncesto: Carlos Arroyo.

Nacido en Fajardo (Puerto Rico) en 1979 , este espigado base de 1,88 metros y 90 kilos comenzó a despuntar muy pronto en las categorías inferiores de su país. Tras tomar parte en numerosos torneos juveniles, Arroyo firmó por los Cariduros de Fajardo de la Liga de Baloncesto Superior de Puerto Rico, donde con apenas 17 años fue designado novato del año. Al año siguiente compartió vestuario con el mítico Piculín Ortiz en los Cangrejeros de Santurce y allí logró cinco campeonatos nacionales.

Los éxitos se sucedían y la Florida International University fue testigo de su explosión como jugador entre 1998 y 2001. Y es que apoyado en una gran intuición y velocidad, Arroyo se convirtió en el mejor anotador en la historia de la universidad. Arroyo batió el récord de asistencias y balones robados en una misma temporada. Arroyo pulverizó en su última temporada la cifra de 600 puntos, algo inaudito hasta entonces... Arroyo, siempre Arroyo.

Con semejantes números y más argumentos, los Raptors llamaron a su puerta en 2001. Carlos Arroyo se convertía así en el quinto puertorriqueño en jugar en la mejor liga del mundo: la NBA. Sin embargo, a pesar de las expectativas, el jugador boricua tuvo unos comienzos discretos y pasó a engrosar sucesivamente las filas del Tau Vitoria, Denver Nuggets y Jazz. Fue en Utah donde comenzó a mostrar todas sus cualidades como gran organizador y mejor anotador. A la sombra del mítico John Stockton, Arroyo mejoró en todas las facetas del juego y al año siguiente, en la temporada 2003-04, ya como titular, disputó un total de 71 partidos a un gran nivel, con grandes actuaciones y porcentajes.

Sin embargo, sus desavenencias con el técnico Jerry Sloan le llevaron a ser traspasado a Detroit donde, lejos de apagarse, se revalorizó como jugador. De hecho, esa temporada los Pistons alcanzaron las finales de la NBA, donde cayeron ante los Spurs. Después, tras un breve paso por los Orlando Magic, Arroyo tomó rumbo a Europa, concretamente a Maccabi. Allí, un partido sí y otro también dio muestras de lo que era ya un secreto a voces: la liga israelí se le quedaba pequeña, su sitio estaba entre los más grandes, entre los mejores.

Un año fue suficiente para volver a la NBA, donde los Heat de Miami lo ficharon para dar minutos de descanso a su base titular. Arroyo jugó a un gran nivel, pero sin duda el episodio que más se recordará fue el percance extradeportivo que tuvo con la policía cuando salía de su casa a entrenar. La policía confundió al jugador con un narcotraficante y tras la consiguiente detención, Carlos Arroyo apareció con multitud de moratones y golpes en su rostro. La foto dio la vuelta al mundo y dio mucho que hablar, pero en modo alguno dejó en un segundo plano el gran nivel deportivo mostrado hasta la fecha.

Es más, Arroyo acabó la temporada como base titular dirigiendo el juego de Wade, Jermaine O'Neal y Richardson. Palabras mayores si no fuera porque la próxima temporada continuará en Miami con un equipo de ensueño, un Dream Team formado por King James, Wade y Bosh. Sin duda, la franquicia de Pat Riley será el rival a batir.

Buen tirador tras bote y gran lanzador de contraataques, Carlos Arroyo llega al Mundial de Turquía en plena madurez como jugador y como la gran referencia de una selección que busca un lugar entre los grandes y que ya en la primera fase tendrá que hacer frente a combinados del nivel de Grecia, Rusia, China y la anfitriona Turquía. No será tarea fácil para Puerto Rico, pero con la magia de Arroyo en la cancha, todo es posible.

Calendario y Clasificación

Ronda Preliminar

Ankara Arena - 28/08/2010 - 17:30 Finalizado

Rusia

75
- 66

P.Rico

Ankara Arena - 29/08/2010 - 17:30 Finalizado

P.Rico

80
- 83

Grecia

Ankara Arena - 31/08/2010 - 17:30 Finalizado

P.Rico

84
- 76

China

Ankara Arena - 01/09/2010 - 20:00 Finalizado

Turquía

79
- 77

P.Rico

Ankara Arena - 02/09/2010 - 15:00 Finalizado

P.Rico

79
- 88

C. de Marfil

rss